[REVIEW] MAQUIA : WHEN THE PROMISED FLOWER BLOOMS

Desde su estreno en Japón el pasado Febrero de 2018, Sayonara no Asa ni Yakusoku no Hana wo Kazarou conquistó corazones con el guión de Mari Okada y un arte bellísimo por parte de P.A. Works.

Este noviembre, gracias a Arcade Media, por fin podremos disfrutar la película en su gran formato en las pantallas de Cinepolis bajo el nombre de Maquia: La historia de un amor eterno.

MAQUIA: LA HISTORIA DE UN AMOR ETERNO.

Maquia pertenece al reino de Iorph, una raza que vive durante siglos sin envejecer dedicando sus vidas a tejer el manto Hibiol, en el que se encuentran escritos incontables historias. A pesar de ser parte del “Clan de los Separados”, la joven de 15 años no tiene algo que pueda considerarse una familia, sin embargo se encuentra bajo el cuidado de Racine, una sabia de Iorph que al ver sus lágrimas le advierte no enamorarse de nadie fuera del reino, ya que de hacerlo conocerá la verdadera soledad.

Esa misma noche,  los soldados de Mezarte y sus dragones voladores llamados Renato invaden la aldea Iorph, destruyen los hogares, matan a los pobladores y se llevan a las mujeres. Uno de esos dragones, enloquece debido a una extraña enfermedad y cae en torre del telar donde encuentra Maquia llevándosela fuera Iorph sin que la joven pueda hacer mucho para evitarlo.

Ya a salvo en un bosque, aunque a punto de darse por vencida ante sus circunstancias, Maquia escucha un llanto y se encuentra dentro de una tienda, el cuerpo muerto de una madre abrazando a un bebé que llora. Maquia decide adoptarlo y le pone el nombre de Eriel, asumiendo ahora un papel como la madre de un ser mortal.

Aunque en una primera impresión pareciera una historia de amor, realmente tiene tintes de un género coming of age, vemos a Maquia, quien realmente es joven, afrontar la maternidad pero con ciertos contratiempos, pues al ser una persona que no envejece, debe hacer lo mejor para ambos sin delatar su raza y eterna juventud.

Maquia trata siempre de mantener cierta distancia con todas las personas que conoce fuera de Iorph e incluso con Eriel a medida que va creciendo, pues sabe que eventualmente, él deberá vivir su vida sin ella y morir antes que ella, pero no es tan fácil controlar el amor de una persona.

El guión de Okada nos da una historia con buena complejidad que yace en la relación de sus personajes, sin embargo no todo van tan claro durante toda la película, pues hay ciertas partes que el espectador tiene que completar con sus propias conclusiones, detalle que no es un gran problema ya que luego de analizarse por unos segundos llevan a una buena dirección.

Por otro lado el arte en Maquia es simplemente hermoso: con una paleta de tonos suaves, “reflejos de luz” por doquier, un diseño de personajes muy sutil que le aumenta juventud a los personajes, pero lo que más quisiera destacar es la belleza del Background Art, todas las tomas que muestran un cielo son tan hermosas que rayan en lo sublime.

Maquia, también llamada abreviada SayoAsa, es el debut como directora de la guionista Mari Okada, quien ha trabajado en series como Anohana, Araburu Kisetsu no Otome-domo yo, Toradora entre otros.

El filme tuvo su debut internacional en el Festival de Glasgow 2018 y recibió los premios a La Mejor Película Animada en Festival Internacional de Cine de Shanghai y  fue nombrada como Mejor Largometraje de la sección Fantastic Discovery en el Festival Sitges.

Ha sido un éxito en taquillas de Japón, China y Estado Unidos. Éxito que le permite a Mari Okada estar trabajando en la pre producción de un nuevo título original para el 2020.

MAQUIA SERÁ PROYECTADA A NIVEL NACIONAL EL 8, 9 Y 10 DE NOVIEMBRE DEL 2019, EN MÁS DE 100 PANTALLAS DE CINÉPOLIS.

La preventa ya está disponible en esta liga.

Leave a comment

NIKKAN.MOE © 2017. All rights reserved.